Uribe busca refuerzos acabando con la U

0
253

Álvaro Uribe ante la situación del país busca alinear fuerzas y astros para quedarse con la Presidencia en el próximo periodo, para ello, busca refuerzos y le apuesta a la disolución del Partido de la U.

El propósito del exmandatario y hoy Senador de la Republica es aumentar su caudal electoral con la ayuda de los miembros de la U, que pertenecen a la Costa Caribe, entre esos los “Ñoños” y los “Musa”, de Córdoba, quienes han venido haciendo la avanzada, para que en la reforma política se les permita el transfuguismo, es decir, se acaba la U y cada quien agarra para donde mejor le parezca.

Asegura una fuente, que Uribe se ha dado cuenta que en su Partido, del Centro Democrático solo jalona votos él y con la polarización que hoy existe le quedará difícil poner un huésped en la Casa de Nariño.

La gestión de los senadores en el Centro Democrático con algunas pocas  excepciones, es para los entendidos bastante regular, porque solo a Uribe se le escucha la voz  porque  como dice  la canción de Héctor Lavoe, “El Gran Colombiano”, es el cantante.

Todo indica que el endulce de los congresistas de la U, es tal que ya se da por hecho que varios de los que hoy se rasgan las vestiduras en defensa de Santos, como el sábalo se voltearan de nuevo para el uribismo. Armando Benedetti, uno de los congresistas de la U que más caspa bota, ante cualquier tema y de los que más habla del mal proceder de los uribistas, sobre el particular, no ha dicho nada, está haciendo como el avestruz, metiendo la cabeza debajo de la curul.

De otra parte, quienes hoy están en las curules del Centro Democrático tanto en Senado como en Cámara, al no mostrar una representativa presencia electoral en sus regiones con votos, se vuelven vulnerables ante un caudal electoral como el de los Congresistas de la U. Solo “los Musas y Los Ñoños”, avanzan con más de 200 mil votos en Córdoba.

De darse la disolución de la U, todo indica que las listas del Centro Democrático se abrirían, sacando por sustracción de materia y falta de votos, a más de uno de los que hoy están. Como quien dice: no te vistas que no vas.

Uribe le apuesta a un premio mayor y concentra los cañones hacia ese objetivo, tomando como caballo de guerra los acuerdos de paz recién firmados con la Farc, los que desde ya descalifica. De Uribe se entiende porque nunca ha cambiado el discurso sobre el particular, lo que no se sabe y uno ni se imagina, es con que argumentos vendrán aquellos que defendieron sin cesar dicho proceso con la subversión.

En Bolívar por ejemplo, se conoció que el Centro Democrático para el caso de Cámara de Representantes, la colectividad abrirá las listas, teniendo en cuenta el fracaso que generó al poner a Luis Guillermo “El Mello” a encabezar la lista, en la que de nuevo recibió un revés.

Las cuentas cada quien las sabe sacar, no se extrañen de ver  militando rostros con poco discurso y muchos  votos, que a la final en esta “democracia”, son los que cuentan.

Las pretensiones de Uribe no se le pueden tildar de descabelladas ni inalcanzables, mucho menos, ante un Santos a quien se le aplaude por el logro de la paz, pero que ha sido timorato para enfrentar al expresidente.

Dejar respuesta