Se nos fue el año

0
306
Angélica Martínez

Se nos fue el año 2017 y han quedado muchas cosas por definir, por ejemplo en la esfera política poco o nada se sabe aún de lo que va a pasar con la máxima autoridad de la ciudad, a estas alturas me atrevería a decir, (claro está, especulando), pero basada en la larga lista de acontecimientos que ensombrecen la decisión de nuestro presidente, que elecciones atípicas no va a haber. El reclamo de los que día con día están peleando esta decisión es más que legitima y actúan en derecho, y si lo llevamos a términos más coloquiales, y hacemos un símil; qué siente el niño o el joven, cuando la pela se la da su papá y no un vecino que vive a tres cuadras y muy poco conoce al joven o al niño.
Este es el caso de Cartagena y el mandatario que nos toca aceptar, porque si bien es cierto que nació en Cartagena, porque así lo dice su registro de nacimiento muy poco ha estado relacionado con la ciudad. Desde la renuncia del exalcalde Manolo (por el cual no vote), los cambios a nivel ciudad han sido muy poco por no sonar atrevida y decir que nada, los cambios estructurales y de fondo socio económicos no se han iniciado, teniendo en cuenta que solo en una consecución de buenos períodos de gobiernos locales los que podrían hacer la diferencia, pero hay que iniciar.
A estas alturas la inseguridad es el pan de cada día, y no me vengan ahora que esto es histórico, de hecho lo es, porque para disminuirla habría que atacar a esa voraz pobreza que devora nuestro Distrito y al parecer y por los indicadores económicos reales va en aumento y no en disminución, ante lo anterior y asumiendo que la una es directamente proporcional a la otra, va hacer casi imposible acabarla-
La situación de la calidad del estudio en los colegios públicos no es diferente, sí, se gradúan los muchachos, sí terminaron su bachillerato pero la gran mayoría no pueden acceder a la única fuente de estudios profesionales seria y de calidad de la ciudad, y poco costosa, algunos porque de verdad su formación académica es muy precaria y sus conocimientos no les da para pasar ese examen de admisión y otro es que la corrupción tiene tomada a este ente del saber, así uno a uno podríamos nombrar las falencias que amarran a nuestra ciudad a la desidia y al abandono al que estamos inmersos.
Se vienen unas elecciones a nivel nacional, (porque a decir verdad las locales no creo), y tenemos que elegir a quienes a nivel departamental, nacional y presidencial, se den a la tarea de poder encaminar a este país al desarrollo que tanto estamos necesitando, y de paso que se acuerden que Cartagena no es solo un fortín electoral y un tesoro personal.
Se acaba el 2017 y aún de eso no se ve nada.
Gracias por leerme
ANGÉLICA MARTÍNEZ
ADM. PÚBLICA
TP.1119204
ESP. EN PROYECTOS DE DESARROLLO

Dejar respuesta