Algunos son veedores para que se corrija y otros para usufructuar

0
562
Pablo Bustos, veedor.

En Colombia el ser veedor ciudadano tiene sus riesgos sobretodo cuando la labor se hace bien y con todas las de la ley. Pablo Bustos a quien se le conoce como el veedor de Colombia, es un referente de quien hace la labor como se debe, por lo menos eso es lo que hoy se tiene en el imaginario colectivo de quienes le conocen.

De igual forma un sinnúmero de veedores costeños hacen lo pertinente poniendo en aprietos a varios servidores y funcionarios públicos que en ocasiones por acción u omisión utilizan vías poco ortodoxas para sacar avente actos administrativos y resoluciones que dejan el dulce 10 por ciento en cada una de las obras o contratos a desarrollar.

Jorge Quintana Sosa es uno de los veedores que a través de la veeduría la “Quinta Ventana”, ha puesto en aprietos a más de un funcionario, concejal  en Cartagena o diputado en Bolívar. Recientemente se conoció de un fallo de primera instancia, en el que el Tribunal Administrativo de Bolívar declara la nulidad de la elección de la Contralora Distrital, Nubia Fontalvo, dentro de una demanda interpuesta por Quintana.

Wilmer Sanchez, veedor

Así como hay quienes gozan de buena reputación, hay otro tanto de veedores que se han visto en serios problemas con la justicia, ante señalamientos por su proceder, donde se dedican a saturar con derechos de petición a los funcionarios de turno, más que con el propósito de esclarecer una posible irregularidad, para que le llamen a negociar su silencio, proceder que las autoridades lo califican dentro de la conducta punible de la extorsión.

Haciendo una investigación sobre el particular, nos encontramos con una publicación del diario El Universal y de la W Radio, por ejemplo, donde se hace referencia al veedor cartagenero “Wilmer Sánchez Álvarez, quien el 24 de marzo de 2014 fue capturado en un  Centro Comercial junto con uno de sus ayudantes, en momentos que recibía 5 millones de pesos producto de una extorsión pagada por los principales funcionarios de la Contraloría en Bolívar”.

En la reseña noticiosa se asegura que la “Jueza segunda Penal Municipal con funciones de garantía declaró ilegal la captura de Sánchez por parte del Gaula”

“Ambos fueron capturados en un centro comercial del Centro Histórico de Cartagena mientras recibían de parte de la mesera un café y un paquete con cinco millones de pesos, que el gerente de la Contraloría en Bolívar, Sergio Borge, le había dejado como producto de una primera cuota solicitada”, explica la noticia.

Jorge Quintana Sosa, veedor.

Según una denuncia- dice la publicación- que reposa en la Fiscalía, el gerente Borge, y los contralores provinciales Arturo Faciolince y Orlando Periñán, eran extorsionados principalmente por el veedor Sánchez a cambio de dejar de hostigarlos con centenares de peticiones. Una fuente de la Contraloría informó que allí se han recibido más de 300 quejas, peticiones y denuncias del veedor, que en su mayoría han sido archivadas, pues los funcionarios se declararon impedidos para recibirlas. “Solo le quedan diez denuncias vigentes de unas 180 presentadas”.

“El impedimento surgió luego de una denuncia por injuria y calumnia que presentaron los contralores en contra de Sánchez Álvarez, en noviembre de 2013. “Las peticiones de este veedor son injuriosas, calumniosas, irrespetuosas, en ellas él trata a estos funcionarios de pícaros y ladrones. Con la cantidad de solicitudes presentadas lo que el veedor intentaba era que los funcionarios incurrieran en errores al no contestar las peticiones, para que luego los investigaran disciplinariamente”, informó una fuente. Tras el impedimento se supo que el veedor sigue presentando sus peticiones con otro nombre”.

“En la Fiscalía investigan al veedor y a su ayudante por “extorsión agravada en grado de tentativa” pues la denuncia indica que inicialmente pidieron $40 millones para “arreglar la situación con los contralores”, luego bajaron la cuota a $12 millones obteniendo un primer pago de $5 millones, que se oficializó el día de la captura”, enfatiza la noticia publicada en marzo de 2014.

El caso de Sánchez no es el único que se conozca en la ciudad y en el país, por ejemplo, en Ibagué en el 2011 fue capturado el veedor José Antonio Páez que aparentemente se valía de este título para extorsionar a los habitantes del barrio Calarcá, exigiéndoles dinero para no denunciarlos ante la Alcaldía por adelantar construcciones sin el lleno de los requisitos.

“Según se dijo en la audiencia, el hombre se valía del carné que lo acredita como veedor ciudadano, un chaleco naranja y una gorra negra con logotipos de la alcaldía de Ibagué para generar temor entre los habitantes de este sector de la ciudad para exigirles el dinero”.

Entre tanto casos como el de Corelca de igual forma ha sido reseñado en los últimos días donde de igual forma se acusan a veedores de ser coparticipes de un caso de engaño a 63 familias del área rural de Mompox para quedarse con unas tierras en el área de la zona industrial de Mamonal.

Entre los capturados hay una registradora de instrumentos públicos, una notaria, abogados, empleados judiciales, un veedor ciudadano, un exalcalde del Guamo Bolívar y funcionarios de la Fiduprevisora a quienes se les imputaron los delitos de prevaricato por acción, falsedad ideológica en documento público, peculado por apropiación en favor de terceros, cohecho propio, fraude a resolución judicial y concusión.

En fin en este accionar legal de todo ciudadano de ver, existen quienes apuntan el ojo para que se corrijan conductas que se tipifican como ilegales y otro tanto para usufructuar. Para los primeros aplausos y para los segundos la cárcel con seguridad es lo que le espera.

 

.

Compartir
Artículo anteriorEn aprobatón llegarán buenos regalos para Bolívar en sus 160 años
Artículo siguiente¡POR FIN UN NUEVO POT!
Carlos Figueroa Díaz, direector de ideaspoliticas.co, es comunicador social periodista, egresado de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en año 1998. Como profesional a trabajado en el diario El Universal, RCN Radio, Caracol Radio, Carmol Noticias, El Meridiano de Sucre. Desempeño el cargo de Jefe de la oficinas de comunicaciones y prensa de la Alcaldía de Cartagena de Indias, en el año 2012. De igual forma se ha desempeñado como docente universitario en las áreas de comunicación, semiotica, redacción radial y fonética en Universidades como: Jorge Tadeo Lozano, Tecnológica, Unibac y la Institución de Educación Superior Colegio Mayor de Bolívar. A lo largo de su carrera a presentado un sinnúmero de crónicas, reportajes, que han sido de buen recibo para la opinión pública.

Dejar respuesta